Gas

Contamos con dos tipos de gas para calefacción, el gas natural y el propano (GLP).

En el Alt Urgell y la Cerdanya, el gas del que disponemos es el propano canalizado, y no en todos los pueblos. En los casos en que no existe canalización, se puede abastecer la instalación con bombonas o con tanques independientes.

Al igual que el gasóleo, el gas propano es un derivado del petróleo, es una energía fósil, finita, aunque no es tan contaminante como el primero.

A partir del año 2008, se empezaron a comercializar las calderas de condensación de gas a un precio razonable, éstas aumentan mucho el rendimiento respecto a las calderas convencionales y tienen unos índices de contaminación muy bajos.