Tot el que necessites saber sobre les energies renovables - INSTALVILANA

Qué hay que saber sobre las energías renovables

/ / Qué hay que saber sobre las energías renovables

La búsqueda de un elemento energético 100% sano y no perjudicial desde el punto de vista medioambiental se ha traducido en el nacimiento y el aprovechamiento de las energías renovables, las cuales son básicamente inagotables.

El conocimiento de las renovables es tarea de todo el mundo, porque nos permitirá descubrir otras posibilidades en este ámbito para el autoconsumo humano.

Las energías renovables constituyen un concepto del cual llevamos años hablando, pero es probable también que no le hayamos concedido demasiada importancia.

De todos modos, han avanzado tanto que algunos las consideran el futuro para el consumo del ser humano.

Sin embargo, si continúas mostrándote receloso con este concepto, a continuación te explicamos todo sobre este tipo de energías inagotables y no contaminantes.

Qué entendemos por energías renovables?

Si hablamos de energías renovables, se refiere a cualquier recurso energético, que se obtenga por medios de una procedencia natural y, consecuentemente, sea interminable.

El motivo de esto es porque puede provenir de una de las fuentes de mayor cantidad de energía, como puede ser el solo, o bien porque se puede regenerar de manera natural.

Las energías renovables, se sabe, constituyen recursos completamente limpios que proceden de la naturaleza.

Este hecho supone un gran avance para las colectividades que apuestan por ellas, porque permite desarrollar hasta cierto punto la autonomía energética.

Por esta razón, se aconseja en los países para apostar por estos recursos energéticos que se encuentran a disposición en su territorio.

¿Qué tipos de energías renovables hay?

No se podría hablar de las energías renovables sin mencionar algunos de los tipos más comunes en la actualidad. De hecho, las empresas instaladoras de energías renovables provienen de las que mencionaremos a continuación:

Energía solar térmica

Esta modalidad de energía se obtiene mediante el aprovechamiento de la energía térmica procedente del sol, con el objetivo de ser transferida a una unidad transmisora de calor, ya sea el aire o el agua.:

Generalmente, se puede afirmar que esta modalidad se puede aplicar en dos opciones principalmente, bien para proporcionar energía a los hogares o en las centrales térmicas.

Energía eólica

En este tipo de energía hay que utilizar la energía cinética que produce el viento. Con este propósito, se emplean aerogeneradores o turbinas eólicas con las cuales se aprovechan de manera eficiente las corrientes de aire que permiten generar electricidad.

Energía hidráulica

La energía hidráulica es el resultado de la energía cinética producida por una gran concentración de agua. Normalmente, se produce en los embalses, donde la poderosa velocidad de rotación de una turbina repleta de agua produce electricidad.

En el mundo hay muchas centrales de este tipo de energía.

Se puede encontrar este modelo en los parques eólicos o en generadores de energía eólica que funcionan a pequeña escala.

Energía solar fotovoltaica

Esta se obtiene al transformar la radiación procedente del sol en energía eléctrica gracias a los paneles fotovoltaicos.

Esto se consigue al incidir la radiación en los paneles y estimulando los electrones porque generen electricidad. Esta tipo de energía actualmente es muy demandada y resulta la más utilizada en la actualidad.

Biomasa

Este tipo de energía llamada biomasa se extrae de los desperdicios de la masa orgánica de animales y plantas. Comprende también las explotaciones forestales, agropecuarias y las actividades agrícolas, además de otras.

Su utilización se destina fundamentalmente a la obtención de biocombustibles.

Beneficios e inconvenientes de las energías renovables

Para tener una idea más clara del impacto que producen y qué serían las ventajas de su uso, hay que conocerlas.

Los beneficios ofrecidos en las energías renovables serían los siguientes:

  • Facilitan a los consumidores su producción a nivel doméstico y a pequeña escala.
  • Permiten no emitir gases de tipos invernadero.
  • Tampoco generan residuos nocivos.
  • Son capaces de generar puestos de trabajo en cualquier lugar donde se instalen.
  • Permiten la autonomía energética de los países no petroleros.
  • No tienen fin, de forma que pueden ser utilizadas sin preocuparse del desabastecimiento.

No todo puede ser perfecto, también tienen algunos impedimentos que conviene conocer.

  • Determinadas energías renovables solo se consiguen en determinadas circunstancias, así que son intermitentes, es el caso de la eólica o de la solar, las cuales dependen del viento y del sol, necesariamente.
  • No se dispone de todos los tipos en una zona, sino que se tiene que recurrir al que la naturaleza ofrece.

Las instalaciones de energías renovables

Es necesario para empezar a funcionar con energías renovables, que se contrate un servicio de instalación y asesoramiento energético por las energías renovables.

Se trata de un elemento indispensable para poder poner en marcha el trabajo con energías renovables, porque la infraestructura hay que instalarla.

No solo esto, porque también tendrás un mantenimiento periódico para asegurar que todo funcione correctamente y no te arriesgues a sufrir accidentes.

Los beneficios de las energías renovables, como ya hemos comentado, son múltiples tanto para los países como para los consumidores, así que invertir en ellas puede suponer una ventaja tanta para tú así como para la naturaleza, porque no contaminan.

La Unión Europea tiene como objetivo disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero un 40% de aquí a 2030.

Y para lo cual, el fundamental pasa para generalizar el autoconsumo energético, cosa que significa reemplazar los combustibles fósiles mediante la electricidad, produciendo y produciendo energía eficiente y limpia.